Última actualización: 06/06/2012 | Hora: 12:32 | Autor:

0 comentarios

Inteligencia y Redes Sociales

Uno de los nuevos factores que la inteligencia estadounidense está aprovechando para realizar trabajo de análisis, detección de amenazas y alertas sobre crisis y situaciones de especial riesgo, es la expansión de las redes sociales, tipo Twitter, Facebook, Pinterest y otras, que se han convertido en una fuente principal para proveer información y, por tanto, para elaborar inteligencia de utilidad.
La clave es la información que fluye a través de estas redes y la capacidad que ofrecen a las agencias de inteligencia y la policía para obtener datos e interactuar con la población, permitiendo una colaboración de doble sentido que ya ha demostrado sus utilidades prácticas en algunas operaciones.

Ahora, se está dando un paso más en la exploración de las redes sociales como fuente de información al poner en marcha proyectos, soluciones y aplicaciones informáticas que hagan posible el rastreo y la detección temprana de amenazas. Este tipo de aplicaciones tecnológicas, algunas de las cuales están en desarrollo y fase de prueba, bien impulsadas por el Centro Estratégico de Información y Operaciones (SIOC), ) o el Centro de Fuentes Públicas de la CIA (Open Source Center), y también a través de empresas, tienen el enorme valor de localizar información potencialmente importante en cuestión de minutos y emitir alertas clasificadas de riesgos al detectar palabras claves, determinados hechos o acontecimientos, perfiles, personas e instituciones con potencial peligro y datos que requieren de un análisis más profundo o una verificación.
La información, como aparece en las redes, no va a decirle a nadie que no sea especialista si entraña potencialmente una amenaza, ahí es donde entran en juego los analistas de inteligencia para cribar, seleccionar y elaborar inteligencia útil en la toma de decisiones.

El recurso a las redes sociales como fuente abierta de información, donde además pueden actuar los agentes de inteligencia (donde ya actúan) para llevar adelante operaciones de todo tipo, es uno de los pasos de gigante que hemos dado en el sector, porque implica actuar en un entorno de gran riqueza de datos y experiencias, abierto, muy dinámico, pegado a la realidad de cada país, y sin necesidad de invertir gigantescas sumas de dinero para obtener inteligencia y llevar a cabo operaciones de seguridad y de otro tipo.

Hace 10 años era impensable que la inteligencia estadounidense estaría operando con elevadas cotas de éxito en unas redes sociales por entonces inexistentes. Hoy, es una realidad y las redes sociales nos permiten detectar amenazas, neutralizar riesgos, ataques y coordinar misiones desde un perfil, múltiples o ninguno, analizando información y datos para entender y adelantarnos a los acontecimientos. O simplemente para localizar los eventos que están sucediendo y que pueden afectarnos. La inteligencia que se elabora con la información obtenida de esta fuente abierta es uno de los nuevos recursos que nos permiten las nuevas tecnologías y su potencial uso sólo está empezando y es ilimitado.

,

¿Tienes algo que decir?


Puedes usar estas etiquetas XHTML para editar tu comentario: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>